/>

7 abr. 2019

Reseña: La mensajera de Elphame

Libro: Autonclusivo
Autor: Jane Hormuth
Editorial: Phoebe romántica
Año de publicación: 2017
Número de páginas: 298
Precio aproximado: 17€
Género: Romántica Histórica
Tapa: tapa blanda con solapas

Sinopsis: Escocia, siglo XV. Ante la imposibilidad de concebir hijo con su esposa Meribeth, Alistair Mcleod, jefe del clan, encarga a un grupo de guerreros, con su sobrino Daimh al frente, la misión de viajar a la isla de Skye para solicitar la ayuda de la famosa hechicera que vive allí. Aila nunca ha salido de la isla de Skye; la laman bruja, hechicera, mensajera de Elphame... Posee el don de la adivinación y puede hablar con los espíritus, como con el de su abuela y mentora, Nimue, que le profetiza su destino: Tu futuro esposo vendrá a buscarte y te llevará lejos de aquí. Cuando los guerreros Mcleod llegan a la isla, no encuentran más que resistencia en la joven hechicera para dejar Skye y acompañarlos. Pero Aila tendra una visión en presencia de Daimh que cambiará las cosas y hará que los destinos del guerrero y la mensajera de Elphame se entrelacen de forma mágica. Una cisión que aúna el pasado de Daimh, el presente de Aila y... ¿un futuro juntos?


En la Escocia del siglo XV, Aila, una joven con un don muy especial vive junto a su abuela en las montañas. No pertenece a ningún clan, pero ayuda a todos ellos gracias a sus habilidades. Su poder consiste en tener una fuerte conexión con la Naturaleza, los Elementos y el Otro Mundo. Los espíritus que habitan en este último son sus grandes aliados. Pero, sobre todo, su don son las visiones. Es capaz de ver fragmentos del futuro, tanto de los demás como del suyo propio. Y es gracias a esto que lleva años esperando que la premonición de su abuela se cumpla: Su futuro marido irá a por ella y se la llevará lejos.
Daimh McLeod encabeza la misión que el laird de su clan le ha encomendado; debe traer a la bruja al castillo de Creag para que su esposa pueda quedar encinta y así tener descendencia. Pero, lo que en un principio parecía una tarea simple y sin demasiada emoción se convierte en una auténtica montaña rusa cuando los guerreros McLeod se encuentran con un hechicera más joven de lo que esperaban y sin estar educada en sus mismos modales y costumbres.

Esta ha resultado ser mi primera lectura del subgénero histórico dentro del romance. Mi reto literario personal para este 2019 era adentrarme de una vez en este tipo de historias, y Aila ha sido mi acompañante en esta aventura por las Highlands llena de magia, amor y traiciones.


El libro está enteramente narrado en tercera persona y pasado, contando con un prólogo y un epílogo. Esta no es mi narración favorita porque no te permite conocer en profundidad los pensamientos y sentimientos de los personajes. Pero aun así no me ha disgustado. Lo que sí que lo ha hecho ha sido la escasez de diálogos y la abundancia de descripciones y escenas de relleno. Por lo general los capítulos no son muy largos, pero estos fragmentos dotaban a la lectura de una lentitud enorme.

Un papel importante de esta novela es el feminismo, aunque no pueda parecerlo en un primer momento. Antes de leer La mensajera de Elphame vi que muchas reseñas tachaban este feminismo de injustificado por ser una historia ambientada en el siglo XV. Pero una vez leído el libro debo decir que no estoy para nada de acuerdo con esas opiniones. Aila ha sido una mujer criada al margen de la sociedad, ha vivido prácticamente aislada. Su vida ha consistido en conectar con la Naturaleza y en ayudar a la gente que lo necesita con sus habilidades como curandera. No tiene ni idea de cómo han educado a las mujeres "de bien" en las Highlands para ser sumisas y respetar a los hombres. Tampoco conoce la religión cristiana y todo lo que ello conlleva(ba) en esa época. Muchas de las costumbres que descubre más adelante le parecen ridículas y absurdas, porque lo son, incluso para una mujer de 1400. La única diferencia es que a ella no le han comido la cabeza desde que nació.

Respecto a lo que decía en el párrafo anterior, se han creado unas situaciones de lo más divertidas por los choques culturales y de religión, sumado al carácter fuerte de Aila y sus convicciones que me han encantado. Este punto cómico en la historia aparece desde el principio y aporta el frescor a la historia que le restan las descripciones innecesarias. Me parecía justo mencionarlo en la reseña. También ha sido muy divertido ver cómo el frágil ego masculino tiene gran presencia en la novela, de la mano de Aila la gran mayoría de las veces.

El romance que ya desde la sinopsis se deja ver que surgirá entre Daimh y Aila no me ha terminado de convencer. Por una parte sí que me ha gustado mucho, pero ha sido muy confuso no saber qué pensaban sobre este tema en todo momento. Supongo que aquí se ve el fallo de que sea una historia escrita en tercera persona. El que no supiera si se gustaban realmente, si solo era atracción física, si estaban forzando la visión de Aila y la de su abuela... Me gustan que las historias de amor se cuezan a fuego lento, pero que sean claras. Y esta no lo ha sido. Aun así quiero destacar uno de los apodos cariños más bonitos que he leído en un libro romántico y que tanto a la historia como a la pareja les queda que ni pintado: Mi pequeña hada perdida

Quiero hablar brevemente de los personajes porque no quiero que la reseña sea demasiado larga. Solamente decir que tanto Aila como Daimh tienen muchísimo carácter, mucho genio y mucho orgullo. Ninguno de los dos baja la mirada ante el otro, siempre se están retando, y esto, en parte, es gracias a lo que surge el amor entre ellos.
Me hubiera encantado que los amigos de Daimh, personajes secundarios pero que aparecen desde principio, tuvieran más protagonismo. Clarion me ha hecho reír un montón; Irvyng me ha ganado por completo; y a Archie lo he terminado por ver como un protector, como un hermano mayor de Aila y de todos.

Para cerrar la reseña quiero decir que sí, me ha gustado este subgénero que tanto miedo me daba leer. Sé que igual no es un título que las lectoras de romántica histórica elegiríais porque no es puramente histórica al tener tanta importancia el tema de la magia, la Naturaleza, los Elementos, las visiones y todo eso, pero yo creo que para empezar está bien. No me meto en una historia más densa sino que hay diferentes elementos que la convierten en una lectura más amena. De todos modos, ahora que ya me he metido en este tipo de historias me gustaría que me recomendarais libros que os hayan gustado mucho y que penséis que yo puedo disfrutar.


En resumen: La mensajera de Elphame es una historia ambientada en la Escocia del siglo XV que mezcla el amor, el humor, la magia, las traiciones y las estrategias políticas en un libro donde hasta los choques culturales, el feminismo y la religión te hacen pensar. Los pocos diálogos con los que cuenta y la abundancia de descripciones, la mayoría innecesarias, dotan a la novela de una lentitud que podría haberse evitado. Pese a esto, es una historia que recomiendo.




2 comentarios:

  1. ¡Hooooola, Pau!
    Ay, la verdad es que no sé si me voy a animar a leer este. No me desespera mucho que digamos, así que ya veremos... De momento espero a ver qué tal :D
    ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS POR LA RESEÑA, bella! Me encantó conocer tu opinión en esta gran reseña <3
    ¡Un beso! Nos leemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias por pasarte y comentar. Como es mi primer lectura de este subgénero, todavía no puedo decir si lo recomiendo por encima de otros libros. Pero sí que quiero destacar que hay algunos puntos que merece la pena leer. Ya me contarás qué tal si te animas.
      Un beso:)

      Eliminar

¿Qué opinas tú? ¿Tenemos los mismo gustos?
Por favor, no hagáis spoilers si no avisáis primero. Es algo que fastidia mucho y que es casi imposible de olvidar.
Tampoco hagáis SPAM si no tiene que ver con el tema de la entrada.