/>

12 jun. 2019

Reseña: Tu maldita sonrisa

Libro: Serie (3/5)
Autor: Cherry Chic
Editorial: Autopublicado
Año de publicación: 2017
Número de páginas: 460
Precio aproximado: 16€
Género: Romántica adulta
Tapa: tapa blanda sin solapas

Sinopsis: La vida de Álex es justo lo que él ha querido siempre. Vive en Sin Mar, una urbanización tranquila a las afueras de la ciudad, y comparte sus días con su padre, la mujer de este, sus tres hermanas, a las que adora, aunque le vuelvan loco, sus cuñados, sus sobrinos, sus amigos y hasta un perro comunitario. Tiene el trabajo que siempre soñó y tantas mujeres dispuestas a pasar un buen rato como días tiene el año, o casi. No le falta nada. De verdad que no. Todo es perfecto tal y como está… hasta que llega ella. Y arrasa. Y lo vuelve del revés. Y lo descoloca. Y lo enciende, para bien y para mal. Ella, que no busca nada, salvo una vida tranquila. Ella, que lo último que quiere es una relación con alguien como él. Ella, que no corre hacia sus brazos, sino en dirección contraria.  Ella. Solo ella. Siempre ella.  Ella y su maldita sonrisa.

(Contiene spoilers de la primera y segunda parte)

Álex León es el único hombre dentro de los cuatrillizos más famosos de Sin Mar, y para colmo no podría ser más diferente de sus hermanas Julieta, Esmeralda y Amelia. Tiene 31 años y una vida que le gusta: trabaja de bombero, profesión de la que siempre quiso vivir, aunque no es tonto y conoce los riesgos y peligro que conlleva; no se ha independizado, por lo que es, junto a Amelia, el único de sus hermanos que todavía vive en casa de su padre, pero lo cierto es que de momento no tiene mucho problema con ello. Su vida sentimental se basa en "amigas" a las que visita después de un turno duro y estresante de trabajo para aliviar tensiones, pero no duerme con ninguna de ellas. No quiere una relación, no se ve capaz, y además está el tema de su trabajo, que le trae algún que otro quebradero de cabeza con este tema...
Sin embargo, hay una mujer que le trae de cabeza más que ninguna pero con la que sabe que no puede pasar porque ya forma parte de su familia: Elisabeth, la mejor amiga de Esme que le ayudó tantísimo cuando intentaba quedarse embarazada. Ella tiene un hijo y sabe que busca una relación estable, cuando a él solo le interesaría una larguísima noche de placer. Parece misión imposible. Pero cuando Eli empieza a cambiar sus pullas, dardos envenenados y tono sarcástico que hasta ahora utilizaba con él por uno más dulce, Álex se da cuenta de que algo está cambiando... Y no solo en ella.

Este era uno de los libros de la serie Sin Mar al que más ganas tenía. ¿Por qué? Pues porque hasta ahora (y en general en las novelas románticas) ella ha sido la narradora principal, dejando al chico como el segundo. Y, como he dicho muchas veces, a mí me encanta saber qué piensan y sienten los protagonistas masculinos a lo largo de la historia, porque la posición de ella la puedo intuir o entender mejor. Y en este caso, aunque Eli y él están prácticamente a la par en lo que ha capítulos se refiere, es Álex quién cuenta la historia. Tenía mis dudas sobre si iba a ser así o al revés y al final la autora ha sabido hacerlo de maravilla.

Sin embargo, la trama principal me ha parecido demasiado sencilla y que se enredaba de una manera innecesaria, alargando el libro sin sentido. No me malinterpretéis, me ha gustado el conflicto que hay, lo he entendido y he sufrido con él porque me ha resultado muy fácil ponerme en el piel de Eli, pero se ha estirado demasiado. La historia se me ha hecho pesada y un tanto repetitiva.

____________________________________________________________________________________________________

—Porque pensar que quieres algo es fácil, pero cuando ese pensamiento sale en forma de palabras en voz alta puedes oírlo y, por lo tanto, lo vuelves un deseo real. Yo no es algo que está solo ahí dentro, a buen recaudo y protegido de todo y todos. Se convierte en algo vulnerable, pero también en un primer paso para conseguir eso que qui
____________________________________________________________________________________________________


Eli era la más desconocida para mí de todos los miembros de familia León (aunque tampoco es que conociese a Álex excesivamente), y me ha caído bien, menos en los momentos en los que se comía la cabeza ella sola y se contradecía respecto al tema Álex. Es una mujer que lleva seis años actuando más como madre que como Elisabeth. Óscar es su prioridad y lo antepone a todo, incluso a sí misma. Creo que en el momento en que se quedó embaraza se olvidó de vivir y su cabeza, cuerpo y alma están puestos en su hijo. Esto es algo que tiene mucha importancia a lo largo de novela y que me ha gustado mucho cómo se ha tratado. Eli es un mujer responsable y madura que sabe lo que le conviene, aunque no sea precisamente lo que le gustaría, y viceversa.
Álex, que como digo, tampoco lo conocía demasiado porque había sido un secundario que aparecía más bien poco en los libros anteriores, me ha parecido un adolescente en el cuerpo de un hombre de 31 años. O más que un adolescente un veinteañero en un verano eterno. Yo lo he encontrado un poco inmaduro, y algunos de sus actos y comentarios no me han gustado. Tampoco me ha convencido el "proceso de adaptación", que lo llamo, en el que su mentalidad cambia respecto a Eli. Para mi gusto ha sido muy rápido y poco consecuente con su manera de vivir y de pensar. Creo que ese proceso tendría que haber sido más lento para que pareciera realista.

____________________________________________________________________________________________________

—Porque contigo no hay barrera que yo alce capaz de sostenerse en pie más de lo que dura una mirada tuya. Porque adoro besarte y me mata que me beses tú, porque me entiendes, me sostienes, me valoras y eres una de las mejores personas que he conocido nunca, y he conocido muchas —Sonrío para no echarme a llorar y él suspira y acaricia mi mejilla—. Y, sobre toso, está eso.
—¿El qué? —pregunto, desconcertada por su mirada.
—Tu maldita sonrisa —susurra
____________________________________________________________________________________________________


Por otro lado tenemos a la familia al completo: Julieta y sus locuras, que crecen por días; Diego y su paciencia, aunque no nos engañemos, su novia le está llevando al lado oscuro; las gemelas Emily y Victoria, y Marco, un hijo más para ellos, aunque ninguno de los tres lo reconocerá. Esme y Nate se quieren cada día más, y aún les sobra amor para el pequeño Noah, la luz de sus vidas. Amelia tiene un papel importante en esta novela, aunque paralelo a la historia de Eli y Álex, y que estoy deseando ver cómo se resuelve en el siguiente libro. Einar, mi ojito derecho, aparece también, y tiene unos puntos que... El vikingo molón es único. Javier también tiene tela, que ya sé yo porqué los cuatrillizos están tocados de la cabeza... Por supuesto, también aparece Sara, demostrando que se ha convertido en una especie de madre para ellos, los padres de Diego Giu y Teresa, y unos niños un tanto peculiares que yo no conocía de antes pero que estoy segura de que a más de una os van a sacar una sonrisa.

____________________________________________________________________________________________________

“No, no quiero ser una más, quiero ser la última.
____________________________________________________________________________________________________


El final me ha gustado mucho. Me ha emocionado y hecho reír a partes iguales. Estoy deseando conocer qué me espera en la siguiente historia de esta familia a la que ya adoro.


En resumen: Tu maldita sonrisa no ha resultado ser lo que esperaba por culpa de un conflicto que se estira como un chicle cuando no da más de sí, pero eso no quita que no lo haya entendido y haya empatizado con Eli. Las historias del resto de la familia León me hayan hecho reír a carcajadas, porque, ¿cómo no reír con sus locuras y ocurrencias? El final creo que es el que más me ha gustado de los tres libros que llevo leídos hasta ahora de la serie, y espero que la siguiente historia, la de Amelia, me guste y emocione como lo han hecho estos tres tomos.




2 comentarios:

  1. ¡Hola! Yo voy a leer la segunda parte ahora en verano pero ya tengo este esperando en la estantería también. ¡Qué ganas! Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      El segundo es más duro que el primero y este por el tema que se trata, pero a mí gusto mucho. Espero que lo disfrutes tú también.
      Un beso:)

      Eliminar

¿Qué opinas tú? ¿Tenemos los mismo gustos?
Por favor, no hagáis spoilers si no avisáis primero. Es algo que fastidia mucho y que es casi imposible de olvidar.
Tampoco hagáis SPAM si no tiene que ver con el tema de la entrada.