/>

20 mar. 2019

Reseña: Nuncanoche (Crónicas de la Nuncanoche #1)

Libro: 1/3
Autor: Jay Kristoff
Editorial: Plaza y Janés
Año de publicación: 2018
Número de páginas: 551
Precio aproximado: 18€
Género: fantasía adulta
Tapa: tapa blanda con solapas

Sinopsis: En una tierra en la que ninguno de sus tres soles llega jamás a ponerse, la joven asesina Mia Corvere acaba de unirse a la banda más mortífera de la República. De niña, Mia escapó de milagro de la rebelión fallida de su padre, que murió ejecutado por traición. Su mundo se vino abajo y, sola y sin amigos, tuvo que huir de enemigos implacables. Pero su insólito don para conversar con las sombras la llevó por un camino más oscuro de lo que jamás hubiera podido imaginar. Ahora, años más tarde, emprende un arriesgado viaje para demostrar su valía en la Iglesia Roja. Los pasillos de esta escuela de asesinos están repletos de peligros mortales. Aquí y allá amenaza la traición, pero, para llegar a ser una adversaria sin par, Mia debe sobrevivir a la iniciación. Solo así estará un paso más cerca de lo único que desea...


Hace seis años Dario Corvere fue colgado por traición al intentar volver a imponer la monarquía en la república Itreyana. Esto desencadenó una serie de acontecimientos que terminaron con una niña de 10 años sola y asustada en un mundo que jamás había conocido. Ella, nacida de la médula, habiendo vivido toda su corta vida entre el lujo y los buenos modales, acabó siendo íntima amiga de las sombras en un mundo donde casi nunca se ponen los soles. Jurando venganza.

Los últimos meses de 2018 este libro aparecía allá donde mirara y siempre tenía muy buenas críticas. Así que después de leer varias reseñas y de que amigas bloggeras me lo recomendasen mucho, se lo pedí a los Reyes Magos. Nunca había leído un libro de fantasía adulta (pese a que los personajes sean adolescentes) con toques tan oscuros, pero la experiencia me ha gustado mucho.

La narración de la novela es de lo más original, aunque en los primeros capítulos eso confunde bastante al lector. El autor se ha decido por intercalar episodios de la niñez de Mia desde el momento en que ahorcaron a su padre, con escenas de años posteriores cuando está a punto de entrar en la Iglesia Roja para convertirse en una verdadera asesina. Lo que todavía no me ha quedado claro es quién es el autor de la carta que hay antes de que empiece el libro y justo después del epílogo, donde se habla de Mia de un modo tan personal y cercano. Tenía una teoría, pero ahora se me tambalea... Como complemento, el libro está plagado de anotaciones con las que Jay Kristoff intenta hacernos comprender mejor el mundo que ha creado. Algunas de estas notas a pie de página me han gustado mucho porque son de lo más interesante, pero otras me han sobrado y me han parecido del todo innecesarias.
La pega más grande que seguramente le puedo poner al libro es la longitud de los capítulos. Lo he dicho mil veces y lo diré mil más: Capítulos de veinte páginas, no. Lo único que se consigue con capítulos tan largos es que la lectura deje de ser amena y se vuelva más pesada. Olvídate de "un capítulos más y a dormir" porque  eso puede significar más de media hora de más, según tu ritmo de lectura, que el mío es lento, por cierto.

El argumento principal y las diferentes tramas que se van abriendo a lo largo del libro me han encantado. La idea principal me ha parecido maravillosa. No había leído nada del autor con anterioridad, y menuda cabeza tiene para montar algo así. La forma de narrar que tiene es muy directa, sin filtro, oscura sobre todo. Y, aunque no estoy acostumbrada a este tipo de escritura, me ha atrapado, haciendo que siguiera y siguiera leyendo para ver cómo terminaba una escena en concreto.
Por destacar alguna de las tramas, mis favoritas han sido la de las clases con los shahiids (sobre todo las últimas, las de las competiciones) y la romántica. Con esta última tenía mis dudas por algunas cosas que había leído por ahí, pero lo cierto es que me ha gustado mucho. Es lenta, sí, pero sus momentos de protagonismo no tienen desperdicio. Eso sí, ¡no me ha gustado nada cómo termina! De hecho, me niego a pensar que acaba así y que el autor se va a sacar algún as de debajo de la manga.

Mia, nuestra protagonista, me ha gustado muchísimo en algunos aspectos y no la he soportado en otros. Tiene dieciséis años, aunque en mi mente es y será una veinteañera porque no me entra en la cabeza que con la mentalidad que tiene y con sus actos sea una adolescente. Es una chica que vivió su infancia de la mejor manera posible. Esto me ha sorprendido a la par que agradado por lo novedoso de la situación. Katniss, Tris, Mare Barrow, America Singer... Todas ellas, protagonistas de distopías, vivían en la pobreza o en situaciones no demasiado buenas. Sin embargo, Mia fue una niña de bien, hija de una de las doce familias mejor posicionadas del país. Así que ver cómo con solo diez años tiene que dejar ese mundo atrás y adentrarse en el lado opuesto de la sociedad ha sido muy interesante. Me ha gustado su determinación, su fuerza interior y, en ocasiones, su mala leche. Pero ha habido otras cosas que no me han gustado un pelo, como el manipular y usar la información en su propio beneficio. He leído capítulos en los que me daban ganas de clavarle el puñetero estilete de hueso de tumba yo misma. Su negación de sus sentimientos hasta el final, incluso después de todo, tampoco ha sido de mi agrado.
Contamos con otros personajes de los que no voy a hablar porque después de todo lo que ocurre en las últimas 100 páginas del libro no sabría cómo, pero sí quiero mencionar a algunos: Don Majo, Mercurio, Tric, Ashlinn, Carlota, Osrik, Chss, los shahiids... Pueden parecer muchos, y en verdad lo son, pero tranquilos los que odiéis los libros con muchos secundarios porque yo también los odio y en este caso me ha encantado su papel en la historia. No te lías con ninguno ni es difícil entenderlos.

El final no me ha gustado. Después de todo lo que ocurre, después de casi un año en el libro y más de 500 páginas en la realidad, todo se precipita de una manera que no entendí ni compartí. Ocurren cosas innecesarias que no venían a cuento y que solo se han hecho para poder escribir el epílogo. Me ha decepcionado un montón.


En resumen: Nuncanoche es el primer libro de una trilogía de fantasía adulta en la que los tonos oscuros y el estilo directo predominan en la narración. Con una protagonista decidida con un objetivo fijado y sin intención de que nadie le arranque de ese camino, nos encontramos con una historia de asesinos en la que la venganza, la traición, el amor y hasta el humor tienen cabida.



3 comentarios:

  1. ¡Hola! A mí no me gustó, se me hizo muy pesado pero sé que no coincido con la opinión general jaja Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues creo que la tuya es la primera opinión negativa que leo de este libro jajaja. Una pena que no te gustase.
      Un beso:)

      Eliminar
  2. Veo que has tenido tus más y tus menos con esta lectura. De todas formas, me llama la atención y los fallos que le has encontrado no me parecen tan graves. Espero que me guste más que a ti. Enhorabuena por la reseña.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas tú? ¿Tenemos los mismo gustos?
Por favor, no hagáis spoilers si no avisáis primero. Es algo que fastidia mucho y que es casi imposible de olvidar.
Tampoco hagáis SPAM si no tiene que ver con el tema de la entrada.