7 jun. 2017

Reseña: Alguien que no soy (Mi Elección #1)



Libro:  1/3
Autor: Elísabet Benavent
Editorial: Suma de letras (edición de bolsillo)
Año de publicación: 2013
Número de páginas: 422
Precio aproximado: 9.95 €
Género:  Romántica Adulta
Tapa: tapa blanda sin solapas

Sinopsis: Alba es periodista de vocación, es soltera y sobrevive en Lavapiés. Alba pierde su empleo, pero Gabi le consigue una entrevista. Alba ahora es secretaria y se siente frustrada. En su primer día de trabajo cruza la mirada con un hombre en el metro. Ese hombre es Hugo. Sexi, provocador y horriblemente deseable. También conocerá a Nicolás, enigmático e inquietantemente atractivo. Y... todo se complica cuando Hugo y Nico le proponen un juego...
Alba tiene alma y vocación de periodista. Es su sueño, su vida. Por eso el mundo se le viene abajo cuando, por la crisis y la reducción de personal, se ve en la calle con todas sus cosas en una caja.
Pasa unas semanas horribles en las que no sale de casa, sobrevive a base de comida basura, no se ducha, no se arregla, no vive. Sus amigas intentan ayudarla pero no es hasta que Gabi(nete de crisis) le consigue una entrevista, que su vida gris vuelve a tener color.
Unas semanas después y tras haber superado varias entrevistas de milagro, empieza a trabajar como secretaria en una oficina de Madrid.
Lo que ella no esperaba era que lo que iba a ser un trabajo de paso hasta que encontrase una vacante de periodista, se acabaría convirtiendo en todo un mar de emociones y sensaciones que jamás se atrevió siquiera a imaginar gracias a dos hombres de la oficina que, desde el primer momento, despiertan cosas en ella.

Siempre que empiezo un libro de Elísabet Benavent lo hago con ganas e ilusión porque sé con certeza que, me guste más o menos, lo voy a disfrutar un montón. Y este caso no iba a ser menos.


Esta es la novela de la autora que más se podría calificar de erótica de todas las que he leído hasta ahora. Al contrario que en la saga Valeria o en la bilogía Silvia, en esta historia los sentimientos pasan a ser algo secundario (o incluso terciario) gran parte del libro, y la trama se centra casi exclusivamente en los tres protagonistas. No por eso es mala ni mucho menos, es diferente. Y de vez en cuando leer algo diferente no está mal. También me ha sorprendido que la narración esté en pasado. Sin contar los capítulos de Persiguiendo a Silvia en los que se narra el pasado de la protagonista, es el primer libro de la autora que está escrito en su totalidad en pasado. Cuando leo novelas contemporáneas ya sean juveniles, New Adult o RA, me gusta más el presente. Pero eso tampoco me ha molestado porque Elísabet sabe llevarlo de una manera muy adecuada.

Alba es un personaje con el que, como suele pasar, he tenido mis más y mis menos. La he entendido y comprendido en muchas ocasiones, pero en otras no. Por ejemplo: ella duda gran parte de la novela sobre la propuesta que le ofrecen Hugo y Nico pensando en qué clase de persona sería si accediese a hacer un trío con ellos, qué pensarían los demás de ella. Esa parte suya no la he entendido. ¿Por qué los demás tienen que saber lo que haces o dejas de hacer en tu vida privada? Si dudas que sea por ti, porque tengas miedo, porque sea algo nuevo, porque no te atrevas... Pero no por la opinión de los demás o por cómo te dejaría a ti eso.

Hugo me ha parecido un chico divertido, ligón, que sabe cómo conseguir lo que quiere y cómo camelarte para que acabes en su terreno. Es un chico guapo que sabe que lo es, le gusta gustar y volver a las chicas locas con su don natural para soltar burradas y dejarles sin palabras. No tiene filtro ni tacto alguno. Está tan acostumbrado a vivir la vida como la vive que da por hecho que el resto de la gente es igual que él. Puede que sea todo un dios en el terreno sexual pero en el tema emociones y sentimientos está en pañales. Le gusta tener el control de la situación porque si no se nubla y se siente perdido. Es independiente, muy independiente, y la única debilidad que se permite, la única persona a la que le muestra cariño es a Nico, su hermano sin compartir sangre.


Nico por su parte, se ha convertido en mi favorito. Es muy celoso de sus cosas y de sus personas más allegadas, tiene mucho carácter y genio, sí, pero en una situación en la que se siente cómodo es todo lo contrario. Es dulce, atento, él sí tiene tacto y sabe entender los sentimientos de la gente (en este caso de Alba). No necesita tener el control de la situación para estar bien, solo estar rodeado de personas a las que quiere y que sabe que también le quieren a él. Es leal, divertido, cariñoso, pícaro... Tiene la dosis justa de todo. También me ha gustado mucho su forma de ver la vida, las reflexiones que hace y todo lo que transmite.

Si hay una cosa que me ha encantado ha sido la relación que hay entre Hugo y Nico. Sé que muchas me odiaréis por decir esto pero, para mí, basándome en mi experiencia personal, es más real y sincera una amistad entre hombres que entre mujeres. Es algo que me encanta ver tanto en series, como en películas, como en una novela. Y ese cariño que se tienen, que no dejen de soltarse pullas y de provocarse el uno al otro pero con una sonrisa en la cara, esa confianza que depositan el uno en el otro... Es algo que me ha encantado y que por desgracia me da a mí que no voy a poder disfrutar en la segunda parte...

El final me ha tocado mucho las narices. Sin hacer spoilers, tuve que publicar algunos tweets porque necesitaba desahogarme. Solo diré: Alba, no tienes razón. No tienes derecho a cabrearte ni a sentirte ofendida. Te estás comportando como una cría y eso te va a pasar factura más pronto que tarde.

De la pluma de Elíabet ya no sé qué decir. Creo que ya lo he dicho todo en las demás reseñas que he hecho de sus libros. Incluso en esta novela que no es tan sentimental como las anteriores, me ha encantado. Es única. Me encanta que con lo sencilla que es, sin necesidad de buscar frases enrevesadas ni profundas, te llegue mucho más que libros de otros autores cuya intención es precisamente esa.

En resumen: Alguien que no soy es el principio de una trilogía a la que le tenía muchas ganas y que no me ha decepcionado. Es diferente a lo que he leído anteriormente de la autora, dejando los sentimientos a un lado. También es el autodescubrimiento de una persona que se da cuenta de que, quizás, ha pasado toda su vida empeñada en ser alguien que no es.


6 comentarios:

  1. A mí me gustó mucho este libro, creo que la trilogía entera está genial así que ya verás cómo la disfrutas. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta trilogía era una de las que más ganas tenía de leer de la autora. No sé, me llamaba mucho la atención. Y de momento me está gustando mucho. Espero que el segundo no flojeé.
      Un beso:)

      Eliminar
  2. ¡Hola Paula!
    La historia parece muy bonita aunque me desconcierta (y me hace gracia) la portada. Lo tendré en cuenta...
    Recién encuentro tu blog y es realmente muy bonito, por acá me quedo :)
    Nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mailén!
      La portada con los pornositos (bautizados así por la propia autora) son geniales jajajaja.
      Muchas gracias por seguirme. Ahora mismo me paso a conocer tu blog.
      Un beso:)

      Eliminar
  3. Hola!!
    he leído esta trilogía y la verdad que me encantó.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Conozco a muy poco gente que haya leído estos libros y no le hayan gustado. A ver si me hago pronto con el segundo.
      Un beso:)

      Eliminar

¿Qué opinas tú? ¿Tenemos los mismo gustos?
Por favor, no hagáis spoilers si no avisáis primero. Es algo que fastidia mucho y que es casi imposible de olvidar.
Tampoco hagáis SPAM si no tiene que ver con el tema de la entrada.