5 mar. 2015

La noche más oscura

  • Temas del libro:
    • Histórico: ****
      Misterio: **
      Amor: **
       
       
  • Datos del libro:
      • Editorial: Grupo Anaya
      • Año de publicación: 2011
      • Número de páginas: 280
      • Precio Aproximado: 10,50 €
      • Genero: Novela Juvenil
      • Colección: Premio Anaya
      • Tapa: Dura
      • Portada:


  • Sinopsis:
  • A Valeria este año le esperan unas vacaciones muy especiales, o al menos eso es lo que dice su madre, una auténtica especialista en buscar lugares originales para desconectar de la rutina. Un lugar solitario y peculiar en el norte de Noruega será el elegido, y allí el presente se mezclará con el pasado en los sueños de Vale ria. Una historia ocurrida durante la ocupación nazi en el país, un faro en medio del mar y los ojos de Valeria, como nexo. Y así, lo que en un principio parecía que sería un verano aburrido, se convierte en un verano inolvidable.


  • Opinión Personal (SIN SPOILERS)

  • A mí personalmente la sinopsis no me llamó mucho la atención. No me gustan los libros históricos pero como me lo habían mandado para el instituto pues se lo dije a mis padres y me lo regalaron por Navidad. Sorprendentemente en cuanto lo tuve entre mis manos me entraron muchas ganas de empezar a leerlo.
    La portada era curiosa y eso y que la autora fuera de mi ciudad y hubiera ganado varios premios, me animó a empezarlo.
    La madre de Valeria es una psicóloga volcada en su trabajo que se lleva los problemas de sus pacientes a casa durante los nueve meses laborales. Así pues y para alejarse de todo eso, cada verano decide irse con su hija adolescente a algún lugar perdido del mundo, en el que relajarse. Este año, y sin consultárselo a su hija, decide pasar las vacaciones en un faro en Noruega, sitio donde tuvo lugar la Segunda Guerra Mundial. Por otro lado están Lars y su hijo William que ayudaran a sus nuevas amigas a conocer un poco la zona. Pero cada noche cuando Valeria se acuesta y consigue dormirse, tiene unos sueños muy extraños basados en lo que ocurrió allí durante la guerra. Un personaje un tanto curioso, que ya descubriréis quién es, le relata su propia historia y lo que tuvo que vivir en esa época. Hechos que poco a poco se van haciendo más reales en el presente.
    Como ya he dicho antes, no me gustan nada los libros históricos pero este me encantó. Me gustó mucho la forma de estar narrada, la manera de describir a los personajes, la mezcla de la trama entre presente y pasado y como hace que te enganches en cada página que lees.
    Aunque no os voy a mentir, igual que hay algún capítulo que te engancha desde el principio al fin, que no quieres que acabe y que te mantiene en vilo , hay otros que se te hacen más pesados, más aburridos y quieres que acaben ya.
    Además, tiene parte de misterio, de amor y de aventura, todo lo que tiene que tener una buena historia. Ana Alcolea es muy buena escritora y con este libro lo demuestra. Si a alguien le interesa leer algo más de esta autora otro libro suyo que a muchos amigos mios les a gustado es: El retrato de Carlota.


     
  • Curiosidades:

  •  
     
    La autora no cogió un día su ordenador y empezó a escribir esta novela, no. Ella se fue a Noruega: 
    «Un día de verano visité el faro Kjeungskjaeret, en la costa de Noruega. El faro está en medio del mar y para llegar a él hay que acceder con una lancha motora. Nos pusimos los chalecos salvavidas en un viejo almacén junto al puerto. Un almacén que había sido prisión durante la II Guerra Mundial. Allí habían vivido casi 200 soldados rusos bajo la ocupación alemana. Ahora hay un pequeño museo con objetos, fotografías, y documentos de la época. Había un cuaderno que recogía los nombres de los prisioneros muertos, las fechas y las causas de sus muertos. Dos nombres me llamaron especialmente la atención: Feodor Pavlov, que murió en el hielo un 12 de diciembre, y Nicolai Dubrovski, que murió de causas desconocidas un día de Navidad del frío invierno del mar de Noruega. Tomé muchas notas en mi cuaderno, en el almacén y luego en el faro, un faro rojo al que llaman “la catedral de la costa”. Una semana después de haber estado en el faro, empecé a escribir esta novela. Y la empecé en un jardín que está situado sobre el búnker de un campo de concentración nazi, donde actualmente hay un apacible barrio en una ciudad noruega junto a un fiordo. Pero esa es otra historia…»
    Algo que me ha gustado: La increíble manera de mezclar el presente con el pasado.
    Algo que no me ha gustado: La historia de Valeria y William. El chico me parece un poco bipolar y yo esperaba algo más de ese romance.



  • Puntuación:



  •  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas tú? ¿Tenemos los mismo gustos?
Por favor, no hagáis spoilers si no avisáis primero. Es algo que fastidia mucho y que es casi imposible de olvidar.
Tampoco hagáis SPAM si no tiene que ver con el tema de la entrada.